CLAVES PARA TENER UN ROSTRO SANO

Tener una piel sana es más fácil de lo que piensas. Eso sí, requiere cambiar algunos hábitos e introducir algunas costumbres que, lejos de ser una carga, son pasos sencillos que pueden ajustarse a nuestra vida diaria sin ningún tipo de trauma. Siempre es importante que dediquemos un tiempo del día o la semana para brindar un cuidado adecuado al rostro. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en casa si no cuentas con mucho tiempo:

 

Limpieza

Debes limpiar tu rostro todos los días, pero no con cualquier jabón. Existen decenas de limpiadoras en diferentes formatos: crema, líquido, espuma o gel, creadas para cada tipo de piel. Elige aquella que deje la piel más fresca, suave y limpia. En el caso de las mujeres, no olviden que deben limpiar su rostro al menos dos veces al día (mañana y noche). El maquillaje deben retirarlo siempre y con productos especiales.

Hidratación

La hidratación es vital para que la piel no se arrugue. Por eso, después de la limpieza lo ideal es aplicar alguna crema que tenga componentes naturales. Esto te hará tener un rostro revitalizado y muy saludable. Ya verás cómo tu piel adquiere una textura suave, elástica y de apariencia muy sana. Por la noche, la piel pierde agua, así que es muy importante usar una crema que hidrate y nutra la piel mientras duermes. Para una hidratación completa debemos beber una media de ocho vasos de agua al día, además de comer frutas y verduras.

Protección

Sea verano, otoño, invierno o primavera, la protección solar debe ser algo obligatorio. La mayoría de las cremas faciales contienen filtros contra los rayos UVA/UVB, además de ser excelentes antiarrugas. Esto te permite llevar a cabo tu tratamiento antiedad sin prescindir de la protección contra el sol.

Nutrición

No hacemos nada con invertir mucho dinero en cremas y lociones si no cuidamos lo único que va a garantizarnos una piel sana y hermosa: nuestro propio cuerpo. Quizás lo habrás escuchado mil veces pero es una verdad en toda regla: una buena alimentación es la base de nuestra belleza. Todo lo que comemos se refleja en la piel. La alimentación influye mucho, ya que se refleja en el cutis. Consumir bebidas alcohólicas, comidas grasosas y cigarro, traen como consecuencia deshidratación. En cambio, comer frutas y verduras frescas, beber agua, apartar lo más que se pueda los refrescos, ingerir fibra y hacer ejercicios son claves para la salud del cutis. Si tenemos una alimentación balanceada las cremas que utilicemos tendrán incluso un mejor efecto en nuestra piel y los resultados serán más que sorprendentes.

Terapia en frío

La terapia en frío, como su nombre lo indica, se trata de exponer al frío ciertas zonas del cuerpo o rostro, poniendo sobre la piel a modo de masaje, una loción congelada. Esta loción es elaborada con la fórmula Margarita Aburto®, compuesta de mezclas de hierbas y substancias que son benéficas y nutritivas para la piel además de tener efectos desinflamantes, tonificantes y reafirmantes. Gracias a su fórmula original y completamente natural y a que no corres ningún riesgo ya que se aplica únicamente sobre la piel, hacen de esta terapia la más recomendable para la rutina diaria al cuidado de la piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published.